26 jul. 2010

Macchu Picchu- Perú

Su diversidad y larga historia comprende desde el Antiguo Perú, el Imperio inca y el Virreinato del Perú, hasta la actualidad.

La arquitectura colonial peruana es la conjunción de los estilos europeos influenciados por la imaginería indígena. Dos de los ejemplos más conocidos del Renacimiento son la Catedral de Cuzco y la Iglesia de Santa Clara, también en Cuzco. Tras este periodo, la mezcla cultural alcanzó su más rica expresión en el estilo barroco. Algunos ejemplos de este periodo barroco son el Convento de San Francisco en Lima, la Iglesia de la Compañía, o la fachada de la Universidad de Cuzco y, sobre el conjunto, las iglesias de San Agustín y de Santa Rosa, en Arequipa, son sus exponentes más bellos.

Las guerras de independencia dejaron un vacío creativo que el Neoclasicismo de inspiración francesa rellenó. El siglo XX se caracteriza por el eclecticismo, en contraposición al funcionalismo constructivo. El ejemplo más considerable es la Plaza San Martín en Lima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores